Buscar en Los ladrillos de Quito

Quinta La Victoria

Ingreso a la Quinta La Victoria, desde la calle José María Arteta y Calisto hacia el sur.
Fotografía: Google Street View (octubre de 2014).

Dirección: José María Arteta y Machala
Sector: Cotocollao
Año de construcción: circa 1920-40
Arquitecto: desconocido
Estilo: historicista (neoclásico)
Premios: -
Uso actual: abandonado

Escondida tras largos muros de ladrillo, mecánicas y un espeso bosque de eucaliptos, la Quinta La Victoria es uno de los tesoros arquitectónicos que esconde Cotocollao, barrio ubicado en el extremo norte de Quito. El sector, que constituía un núcleo urbano independiente de la capital, se convirtió entre los siglos XIX e inicios del XX en lugar de descanso para algunas de las más aristocráticas familias quiteñas, que construyeron allí sus quintas de fin de semana.

La Victoria justamente pertenece a esta etapa de la historia cotocollaense, aunque a diferencia de otras como La Delicia, solo perdió parte de su extensión original con la llegada de la modernidad y la lotización de las grandes propiedades que existían en la zona. Sin embargo, su estado de conservación no corrió la misma suerte y hoy se encuentra sumamente deteriorada, abandonada y convertida en guarida de ladrones y personas con problemas de adicción a las drogas; lo que vuelve peligroso al entorno.

Arquitectura

La Quinta La Victoria actual se asienta en un terreno de 29.800 metros cuadrados delimitado por la calle José María Arteta y Calisto al oriente (donde se encuentra su acceso principal), la calle Machala al norte, el conjunto La Alborada al occidente y la quebrada de Rumihurco al sur, aunque esta última ha sido rellenada. Actualmente es propiedad del Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (BIESS), que adquirió los terrenos y otros aledaños en la década de 1980.

Imagen satelital de Cotocollao y la Quinta La Victoria
Fotografía: Instituto Geográfico Militar (1956)
La casa está rodeada por un inmenso bosque en el que predomina el eucalipto sembrado después de 1956, pues una fotografía satelital del Instituto Gegráfico Militar tomada ese año muestra el terreno vacío (derecha). Sin embargo, y a pesar de que el eucaliptal ocupa hoy la mayor parte del terreno, también se pueden encontrar algunas clases de arbustos y palmeras, sobre todo las tradicionales cococumbi andinas que se levantan en el jardín delantero.

La casa principal, que se ubica en la esquina suroriental del terreno y al costado de lo que otrora fue la quebrada Rumihurco, se desarrolla en una sola planta y un bloque compacto al que se suma una estructura independiente, donde probablemente se encontraban las cocinas, bodegas y habitaciones de la servidumbre.

El ingreso está direccionado hacia el oriente, a mitad del cuerpo arquitectónico y jerarquizado por un frontón triangular que da paso a las galerías vidriadas que recorren gran parte del perímetro delantero del edificio, y que probablemente fueron añadidas posterior a la construcción original para evitar el paso del frío.

Galería

Vista parcial del frontón que constituye el ingreso a la casa,
oculto por el espeso jardín delantero y la pared perimetral.
Fotografía: Google Street View (octubre de 2014)

Quinta La Victoria, vista desde la esquina suroriental. A la
izquierda se aprecia la antigua quebrada Rumihurco, rellenada.
Fotografía: Google Street View (octubre de 2014)

Referencias

  • Observaciones personales