Buscar en Los ladrillos de Quito

Palacete Román-Checa (desaparecido)

Palacete Román-Checa, circa 1940.
Imagen: colección de Santiago Duque Arias.

Dirección: avenida 10 de Agosto y José Miguel Carrión
Sector: Santa Clara de San Millán
Año de construcción: circa 1920
Arquitecto: desconocido
Estilo: neoclásico
Premios: -
Uso actual: desaparecido

Historia

Perteneció al doctor José Luis Román Lizarzaburu y su esposa, Rosa Francisca Checa y Borja, casados cerca del año 1895. Román era un reconocido abogado de origen riobambeño pero que ejercía su profesión en Quito, hijo de José María Román Donoso y Jesús Lizarzaburu Borja, llegó a poseer además la Hacienda Barrotieta en Píntag-Tumbaco, que heredarían sucesivamente sus descendientes.

Román fue miembro fundador del Colegio de Abogados de Pichincha, formado el 27 de febrero de 1910 junto a otros 61 compañeros del gremio, llegando a ser presidente de la Corte Suprema de Justicia en el año 1925. Su esposa, por otra parte, era una rica heredera proveniente de dos familias quiteñas con tradición y abolengo.

La pareja mandó a construir este palacete alrededor de la década de 1920, cuando se tienen los primeros registros orales de su existencia, ya cuando la familia había crecido y seguramente necesitaba más espacio. La elección del lugar responde claramente a la moda de la aristocacia quiteña de la época, que buscaba salir del Centro Histórico y dirigirse hacia las nuevas zonas de desarrollo urbanístico más ordenadas y ajardinadas en el norte (La Mariscal, Barrio Larrea, Santa Clara de San Millán).

En el año 1940 el palacete fue sede temporal del Colegio Americano de Quito, funcionando allí por apenas unos meses antes de trasladarse al conocido local del sector de La Floresta, en donde estuvo largos años. Posteriormente la familia Román-Checa instaló allí un jardín de infantes con el nombre del padre para homenajear su memoria, mismo que no solo ocupó el edificio por mucho tiempo, sino que cuando el inmueble fue vendido se trasladó al sector de Iñaquito, donde funciona hasta la actualidad.

El palacete fue vendido alrededor de la década de 1960 y finalmente derrocado en época similar, dando paso a un edificio de arquitectura modernista que hoy es ocupado por varios almacenes, entre los que destaca la tienda de electrodomésticos Concresa.


Arquitectura

Ubicado en un predio de mediana superficie, la planta del palacete tenía forma de letra "H" y se levantaba apenas un piso sobre el suelo más un semi-sótano. Su fachada principal se orientaba hacia la actual avenida 10 de agosto, entonces llamada Francisco Pizarro, con un ingreso atravesando el corto jardín delantero y subiendo una pequeña escalera, misma que llevaba a una galería cerrada con grandes ventanas, en torno a la que se distribuían las áreas sociales más importantes.

Las áreas más íntimas de la familia se encontraban en los pabellones laterales, mientras que las áreas de servicio y recámaras de empleados se ubicaban en los semi-sótanos. Los jardines posteriores, amplios y exhuberantes, respondían al estilo inglés que tanto gustaban a los quiteños de inicios del siglo XX.

Los interiores sufrieron readecuaciones a partir del año 1940 para adaptarlos a los fines educativos que tomaron lugar en el inmueble a partir de ese año, aunque los jardines mantuvieron gran parte de su forma original hasta que se derrocó la totalidad del inmueble en la década de 1960.

Galería

Los alumnos del Colegio Americano de Quito en los patios
del palacete convertido en institución educativa, circa 1940.
Imagen: colección de Santiago Duque Arias.

Fotografía aérea del predio que ocupaba el palacete.
Imagen: colección de Rafael Racines Cuesta.

El predio del Palacete Román-Chiriboga en la actualidad.
Imagen: Google Street View (2014).

Referencias

  • Rex Tipton, Sosa Freire (1996). "Miscelánea histórica de Píntag", pp.141-142. Quito: Editorial Abya-Yala.
  • Web del Colegio de Abogados de Pichincha. "El colegio: historia".
  • Web de la Corte Nacional de Justicia. "Nosotros: ex presidentes del máximo organismo constitucional".
  • Racines Cuesta, Rafael (13/09/2017). Comentarios en Quito, de Aldea a Ciudad.